Familia de María Fernanda ya veía irregularidades en investigación

17
Previo a la detención del presunto feminicida de María Fernanda Contreras, la familia de la víctima ya había cuestionado las afirmaciones del fiscal Javier Caballero en torno al asesinato de la joven, pues aseguran que se hicieron con el propósito de encubrir irregularidades en la investigación.
Caballero, titular de la Unidad Especializada de Investigación Antisecuestros, sentenció que María Fernanda habría entrado por voluntad propia al domicilio donde fue asesinada; incluso, aseguró que la joven habría sido ultimada el mismo domingo 3 de abril.
Esto se contrapone con lo que el propio médico forense le dijo a la familia, pues éste se negó a dar una fecha precisa de muerte al no contar con los elementos necesarios para hacerlo.
«El señor Javier Caballero declara una fecha exacta del deceso, haciéndonos cuestionar si se ocultó información de la autopsia a la familia o si el señor Fiscal está dando declaraciones sin sustento alguno», señala el comunicado.
De la misma forma, la familia exigía la detención del principal sospechoso, quien se presentó a declarar ante las autoridades con rasguños en la cara y mordidas en la mano derecha.
Aunque al principio la propia Fiscalía desestimó estas señales y dejó ir al sospechoso, Raúl Alfredo ‘N’ finalmente fue detenido en el municipio de Francisco I. Madero, en Coahuila, a donde se desplazó tras ser cuestionado por las autoridades.
La familia de la víctima exigió una disculpa pública por parte de la Fiscalía, al tiempo que exhortó a la ciudadanía a presionar para mejorar los protocolos de búsqueda existentes en Nuevo León.