Se ‘desmarca’ el DIF por fallecimiento de menor; alegan ‘muerte natural’

117
Tras la muerte de Ángel Moreno, menor de 14 años interno en el Centro Fabriles del DIF de Nuevo León, la dependencia emitió un comunicado en donde se asegura que el fallecimiento del joven fue por ‘causas naturales’ y no por negligencia médica.

De acuerdo con fuentes periodísticas, Ángel fue golpeado por personal de enfermería que intentaba terminar con una pelea al interior del plantel; trasciende que se le fueron aplicados sedantes para controlarlo, lo que contribuyó a su fallecimiento durante la madrugada del 9 de febrero.

Ante ello, el DIF alegó que la muerte del menor fue por casusas naturales secundario a un padecimiento agudo, asegurando que la versión que circula en redes sociales y portales de información es falsa, pues en ningún momento se agredió al hoy fallecido.

En el mismo comunicado, se resalta que el joven tenía diversas condiciones clínicas, tales como trastorno de déficit de atención con hiperactividad, síntomas de estrés post traumático, trastorno depresivo persistente, discapacidad intelectual y crisis epilépticas, por lo que era atendido por médicos especializados de la institución.

De acuerdo con el DIF, Ángel presentó riesgo de alteración del umbral del dolor, por lo que estuvo bajo la supervisión de los médicos; sin embargo, durante la noche del 8 de febrero los malestares agudizaron.

Al momento en que los médicos revisaron al menor, se detectaron múltiples episodios de vomito, acompañados de síntomas gastrointestinales y fiebre, así como una descompensación hemodinámica, provocándole al joven un paro cardio respiratorio que terminó con su vida.

Por último, se precisó que Ángel no contaba con familiares adultos directos, por lo que el aviso de su muerte y cremación fue dado al Director de Atención Integral al Menor y la Familia, quien fungía como tutor legal del menor.

La Fiscalía General de Justicia de Nuevo León sigue investigado el caso.