No sale de una…¡Y ya se metió en otra!

160
Hijo de López Obrador es protagonista de nuevo conflicto de interés.
Tras ser acusado de llevar una vida de lujos en Estados Unidos al amparo del poder público, así como por vivir en la casa de un alto ejecutivo de la empresa Baker Hughes, misma que tiene licitaciones con el Gobierno Federal, a José Ramón López Beltrán se le avecina un nuevo escándalo.
Al intentar comprobar que sus ingresos provenían de la empresa KEI Partners, en donde supuestamente labora desde 2020, el hijo mayor del Presidente admitió públicamente que habría sido contratado por la familia de Daniel Chávez, uno de los contratistas favoritos del Gobierno de su padre.
KEI Partners fue fundada en 2018, algunos meses antes de que AMLO asumiera la Presidencia de México; aunque la empresa es operada por sus hijos, Iván y Erika, el capital provendría directamente de Chávez, ingeniero y propietario del Grupo Vidanta.
Daniel Chávez no sólo ha servido como interlocutor del Gobierno Federal y el sector empresarial, sino que se le ha encargado supervisar la construcción del Tren Maya, proyecto que beneficiaría a diversas empresas con las que el contratista cuenta en la zona.
El empresario también está involucrado en la construcción de un mega parque solar en Sonora, otro proyecto federal de la ‘Cuarta Transformación’.
A pesar de ello, AMLO ha minimizado el envolvimiento de Chávez en sus proyectos, asegurando que no percibe ninguna cantidad por sus servicios dado que ‘está interesado’ en la realización de los proyectos para beneficio de la población.