Para evitar que las niñas, niños y adolescentes permanezcan en una institución pública o privada y apoyar en la manutención que ejercen las familias de acogimiento, a propuesta de las Diputadas locales del PRI, Alejandra Lara y Marlene Benvenutti, del PAN, el Congreso del Estado aprobó modificaciones a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al Código Civil para crear un fondo de apoyo económico para las familias certificadas para ejercer el acogimiento familiar.

La iniciativa de reforma que fue aprobada por unanimidad de los Diputados, también fue promovida por Lucia Todd Lozano, Presidenta de TODAC, A.C., Claudia Madero Vizcaya, Directora de Casa Paterna la Gran Familia; autoridades del DIF Estatal, asociaciones y organizaciones civiles.

“El objeto principal de la reforma es darle cause a un fondo de apoyo a estas familias, mismo que permitirá enfrentar los gastos de vestido o manutención para las niñas, niños y adolescentes”, manifestó en tribuna la legisladora del PRI.

“El apoyo que se otorgará a las familias de acogimiento estarán debidamente protegidos a través de unas reglas de operación que en este caso emitirá el DIF del estado, con el firme objetivo de que los recursos no sean malversados o distraídos de la hacienda pública”, agregó.

Lara destacó que esta reforma será la primera en implementarse en todo el país, ya que en la Ley de Egresos para el ejercicio fiscal 2021 se contempla una partida presupuestal de hasta 3 millones de pesos para apoyar a las familias de acogimiento.

“El apoyo económico que va desde 3 mil 500 hasta los 4 mil 200 pesos será entregado a las familias de acogimiento previamente certificados por la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes certificados, serán entregados por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Nuevo León (DIF)”, manifestó la integrante de la bancada del PRI.

“Este apoyo prevé contribuir a los gastos que se generan dentro de la familia de acogimiento, garantizando con ello que los menores de edad no sean institucionalizados”, añadió

La Diputada priísta señaló que la certificación a los Titulares de las Defensorías Municipales y equipos técnicos operativos, que laboren para llevar a cabo los procedimientos de acogimiento familiar de acuerdo al Código Civil del Estado, tendrá una validez de cuatro años.

“Las reformas aprobadas beneficiarán en gran medida a todas aquellas niñas, niños y adolescentes que estén en situación de vulnerabilidad, protegiendo su integridad”, comentó.

“A su vez esta nueva modalidad pone a nuestra entidad a la vanguardia de las demás entidades del país, ya que se garantizará el derecho de vivir en familia a la infancia y la adolescencia a través del recurso económico brindado a las familias de acogimiento para la manutención o cuidados del mismo”, manifestó Lara.

Las personas interesadas que deseen asumir el carácter de familia de acogimiento pre-adoptivo, podrán presentar la solicitud correspondiente ante la Procuraduría de Protección al Menor o las instituciones asistenciales y los sistemas DIF Municipales, a través de Ias Defensorías Municipales debidamente certificadas.