Estudio revela que el veneno de abeja podría ayudar a tratar el cáncer de mama

85
FOTO: Especial

Una de las enfermedades que cobra muchas vidas de las mujeres es el cáncer de mama, ya que cada año se diagnostican alrededor de 16 mil nuevos casos.

La probabilidad de sobrevivir a esta enfermedad es cerca del 65% y aumenta considerablemente si el diagnostico se establece en etapas tempranas de la enfermedad.

Sin embargo, gracias a un estudio del Instituto de Investigación Médica Harry Perkins en Australia Occidental, se informó que el veneno de abeja puede tener resultados favorables contra dos tipos de cáncer de mama que suelen ser muy difíciles de trata.

Esto se debe gracias a un compuesto llamado melitina, el cual tiene buenos resultados contra el triple negativo y el HER2 enriquecido.

giphy

El estudio se basó en el veneno de más de 300 abejas y abejorros, entre los hallazgos del estudio está que una concentración del veneno de abeja mata las células cancerosas en una hora, con un daño mínimo para las otras células, señaló a la BBC, Ciara Duffy, investigadora que dirigió el estudio.

Durante la investigació, se dedujo que el compuesto de melitina por sí solo era eficaz para «detener» o interrumpir el crecimiento de las células cancerosas.

Los especialistas dijeron que si bien la melitina se encuentra naturalmente en el veneno de abejas, también puede ser producida sintéticamente.

Es importante mencionar que, el cáncer de mama triple negativo se ha tratado con cirugía, radioterapia y quimioterapia. Representa del 10 al 15% de los cánceres de mama.

Si bien hay miles de compuestos químicos que pueden combatir las células cancerosas en pruebas de laboratorio, los científicos afirman que hay pocos que se pueden producir como tratamiento para humanos.

giphy

SÍNTOMAS:

  • Asimetría de nueva aparición (diferente tamaño, pezón invertido).
  • Bulto interno y/o externo.
  • Erosión y/o hueco en la piel.
  • Endurecimiento.
  • Fluido desconocido.
  • Dolor.

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

  • Hábitos saludables: ejercicio, comida y descanso.
  • Evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas.
  • Fomentar lactancia materna.
  • Revisiones frecuentes programadas.
  • Autoexploración una vez al mes.

Algunos factores de riesgo para sufrir de cáncer es el envejecimiento, antecedentes genéticos, menstruaciones tempranas o menopausia tardía, ausencia de embrazo, así como el uso de algunos anticonceptivos y radiaciones contaminantes.

giphy


 TE PODRÍA INTERESAR: