Torre Eiffel cambiará de color y ahora será dorada

153
Torre Eiffel cambiará de color y ahora será dorada
Foto: AFP

A sus casi 133 años de su construcción, y debido a los Juegos Olímpicos del 2024, ahora la Torre Eiffel cambiará su color marrón a dorado.

La campaña de renovación más importante en la historia del inmueble dejará atrás a 19 capas de pinturas sucesivas de color marrón, una mezcla que consiste en tres tonalidades diferentes que la habían cubierto desde 1968.

Recordando así, que el monumento de 324 metros de altura era de color rojo, sin embargo, un dato poco conocido es que su creador Gustave Eiffel siempre soñó con que su obra se bañara de un color ocre.

«Le dará un aspecto más dorado, coincidiendo con los Juegos Olímpicos», indicó Patrick Branco Ruivo, director general de la Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel (SETE).

«El nuevo tono se puede ver ya en la punta de la Torre. No es un gran cambio pero con un bonito cielo azul de fondo, crea unos reflejos metálicos y brillantes»; agregó Bravo Ruivo.

Estos trabajos tuvieron su arranque en el año 2019 y culminarán hasta el próximo mes de noviembre del 2022 con un costo de 50 millones de euros.

image

Inicialmente llamada tour de 300 mètres (torre de 300 metros), es una estructura de hierro pudelado diseñada por los ingenieros Maurice Koechlin y Émile Nouguier, dotada de su aspecto definitivo por el arquitecto Stephen Sauvestre y construida por el ingeniero francés Alexandre Gustave Eiffel y sus colaboradores para la Exposición Universal de 1889 en París.

Es la estructura más alta de la ciudad y el monumento que cobra entrada más visitado del mundo, con 7,1 millones de turistas cada año.

Con una altura de 300 metros, prolongada más tarde con una antena hasta los 324 metros, la torre Eiffel fue la estructura más elevada del mundo durante 41 años.

Fue construida en dos años, dos meses y cinco días, y en su momento generó cierta controversia entre los artistas de la época, que la veían como un monstruo de hierro.

​Tras finalizar su función como parte de las Exposiciones Universales de 1889 y 1900, fue utilizada en pruebas del ejército francés con antenas de comunicación, y hoy en día sirve, además de atractivo turístico, como emisora de programas radiofónicos y televisivos.​