Purim: ¡Saquen los disfraces! Hoy inicia la fiesta judía

110
Purim: ¡Saquen los disfraces! Hoy inicia la fiesta judía
Foto: Mendy Hechtman/FLASH90.

El ‘Purim’ es una de las festividades judías más entretenidas, dramáticas e importantes de cada año y esta vez, su celebración inicia hoy 25 de febrero.

Este evento representa escenas del Libro de Ester o la ‘Meguilá’ escrito hace 2300 años y cuenta la forma en que una serie de eventos se enlazan  para salvar al pueblo judío de la aniquilación.

La historia se remonta al año 450 a.e.c. (antes de la era común) y es protagonizada por Ester, mujer judía que salvó al pueblo judío de Perisa, de una gran matanza al convertirse en Reina e interceder frente al Rey del Imperio Persa.

El pueblo judío de Persia era amenazado por Hamán, primer ministro del Rey de Persia, quien tenía el decreto de aprobación para destuirlo. Esto ocurre después de que el tío de Ester, Mordejai, el líder de los judíos, revela un complot que algunos individuos planeaban para asesinar al rey, lo que le daría a él también en una posición favorable.

Sin embargo, después de una serie de eventos Ester consigue que ese decreto sea revertido, el pueblo judío es salvado, Hamán es colgado en la horca, y Mordejai ocupa el cargo de primer ministro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Blog Del Regio (@blogdelregio)

Purim se festeja el 14 del mes judío de Adar fecha en que el pueblo perecería y ahora se cae el 25 de febrero del calendario gregoriano. Las celebraciones de esta festividad continúan todo el siguiente día, es decir, este viernes, el cual es nombrado ‘Shushan Purim’.

Cabe destacar que, el nombre de Meguilat Ester (Rollo de Ester) realmente significa ‘revelando lo oculto’, y se distingue de todos los otros libros de la Biblia, ya que en este no se menciona el nombre de Dios, ni una sola vez. Se cree que la mano escondida de ‘el creador’ queda revelada mediante el laberinto de sucesos, donde se dice que no hay coincidencias.

Otro dato curioso es que esta es la única fiesta del calendario judío cuya historia sucede fuera de Israel y que no tiene relación directa con el Templo de Jerusalén.

Previo a esta celebración, los creyentes se preparan haciendo un día de ayuno, recordando el ayuno que pidió la Reina Ester a los judíos antes de presentarse ante el Rey para pedir por la salvación de su pueblo.

Henryk Kotowski
Foto: Henryk Kotowski
¿Cómo se celebra el Purim?

Para celebrar y regocijarse en esta festividad, las principales costumbres son:

  • Leer la Meguilá la noche de Purim y el día siguiente.
  • Comer los platillos tradicionales hasta sentirse satisfecho. El más conocido son los triángulos de masa rellenos de ciruelas y semillas de amapola.

En esta fecha destacan los banquetes, pues entorno a estos gira la historia de Purim, ya que la reina Ester, brinda un banquete al Rey para pedirle que salve a los judíos.

  • Consumir alcohol responsablemente.
  • Enviar comida a amigos.
  • Dar regalos o dinero a los pobres.
  • Disfrazarse; pequeños y grandes siguen esta tradición para simbolizar que en el relato Dios siempre estuvo detrás de todo, solo que disfrazado.

Esto les recuerda que vida suele ser una secuencia de milagros disfrazados de cotidianidad.

Otra razón que se da es que la misma Reina Ester estuvo ‘disfrazada’ por no revelarle al Rey su identidad judía. Por tanto, Purim invita a reflexionar sobre los múltiples disfraces que las personas cargan a diario y que no les permiten ser ellas mismas, para algún día revelarla, tal y como lo hizo Ester después de todo.

Purim ¡Saquen los disfraces! Hoy inicia la fiesta judía
Foto: Web aishlatino
Singificado de Purim

Además de celebrar la salvación judía, esta fiesta principalmente simboliza la unidad, ya que los problemas actuales se mezclan con el bien para expresar la perfección del Todopoderoso, según los judíos.

En cuanto al término ‘Purim’ deriva del hebreo PUR que significa ‘suerte’. El nombre alude a que el malvado Hamán echó suerte para definir el día en que iba a asesinar al pueblo judío de Persia.

Esto demuestra que la sociedad de esa época permitía que se echara a la suerte el destino de todo un pueblo, desvalorando la vida humana.

TE PODRÍA INTERESAR: