Tigres entrenó este domingo por por primera vez en suelo de Qatar.

Los felinos desayunaron en el hotel de concentración y más tarde tuvieron su primera práctica en la que incluyó trabajo físico y con balón.

El equipo de Ricardo Ferretti entrenó bajo un intenso sol y vientos que fue agradable para los auriazules.

André-Pierre Gignac entrenó casi al parejo del equipo, quien se recupera de una lesión.

El francés ha ido en mejoría y parece estar recuperado de su desgarro en la cadera por lo que estaría listo para el debut de Tigres ante Ulsan Hyundai.

Sin embargo, Carlos González entrenó por separado tras su lesión en los gemelos por lo que no estaría listo para este 4 de febrero.

Tras la práctica los felinos regresaron al hotel de concentración y regresará a entrenar este lunes con miras al duelo ante los Tigres coreanos.

NOTAS RELACIONADAS: