27 de enero: Día en Memoria de las víctimas del Holocausto

205
27 de enero: Día en Memoria de las víctimas del Holocausto
Foto: USHMM

Un día como hoy en 1945, las tropas soviéticas liberaron el campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, el mayor de los creados por el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Por esto, desde 2005, la Asamblea General de la ONU declaró el 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, aprobado en la resolución 60/7.

Este fue declarado para rendir homenaje a las víctimas del holocausto que murieron en los campos nazis de concentración. Con esto se busca además, tomar medidas para crear una conciencia de resiliencia en los más jóvenes, ante a las ideologías de odio.

“El Holocausto será siempre una advertencia para todo el mundo de los peligros del odio, el fanatismo, el racismo y los prejuicios”, advierte la ONU en su declaración.

Hoy la ONU conmemora a las víctimas del Holocausto
Foto: National Archives and Records Administration

Conocido como un producto de la brutalidad de la guerra, el Holocausto también se considera un programa genocida, ideológicamente planificado y efectuado por las autoridades alemanas.

Ante este episodio de violencia, seis millones de hombres, mujeres y niños judíos perecieron. Esto afectó no solo a los países donde se cometieron crímenes nazis, sino también a muchos otros lugares del mundo.

Han pasado 76 años y actualmente, los Estados Miembros siguen compartiendo la responsabilidad colectiva de abordar los traumas que permanecen, mantener medidas que permitan una conmemoración eficaz, preservar los lugares históricos que guardan la memoria, y promover la educación, la documentación y la investigación.

Este año se celebra este día bajo la crisis de la pandemia, que ha puesto en manifiesto las injusticias que existen en la sociedad hace tiempo.

De acuerdo a la UNESCO, esto es relevante ahora más que nunca, debido a que han vuelto a surgir otros tipos de discriminación, como la xenofobia, la discriminación de género u orientación sexual. Esto sumado al aumento del antisemitismo, los genocidios y otros crímenes atroces con los que lidia el mundo actual.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Blog Del Regio (@blogdelregio)

“Hoy en día los supremacistas nazis y los neonazis blancos están resurgiendo (…) La pandemia del Covid-19 les ha dado una nueva ocasión para atacar a las minorías, por motivos de religión, raza, etnia, nacionalidad, orientación sexual, discapacidad y régimen de inmigración. Es urgente que aunemos esfuerzos para detenerlos”, expresó el Secretario General de la ONU, António Guterres.

Entre los tipos de discriminación más notorios, destaca la xenofobia, como un temor irracional hacia los extranjeros, lo cual provoca rechazos e incluso genera actos violentos como maltrato, violación de los derechos de una persona e incluso su muerte.

Esta se ha hecho más notoria ante el número creciente de inmigrantes que en la actualidad abandonan su país en busca de una vida mejor, lo que desencadena crímenes de odio.

Por su parte, el antisemitismo, fue el punto clave que desencadenó el holocausto nazi, definido como el rechazo hacia la comunidad judía y su discriminación social, económica y política.

Dichos ideales aún persisten, por lo que varias organizaciones han estado trabajado por la igualdad de oportunidades para los judíos en distintas áreas de trabajo y países del mundo.

¿Cómo comenzó el Holocausto?

La Segunda Guerra Mundial, es considerada el mayor conflicto que la humanidad jamás hubiera experimentado

Todo comenzó entre 1933 y 1945, cuando Hitler instituyó su dictadura en Alemania, y comenzó a hacer demandas territoriales cada vez más agresivas, amenazando con iniciar una guerra si no se cumplían.

Así mismo, se incluyeron los países de Austria y Checoslovaquia, pero en septiembre de 1939 los nazis invadieron Polonia lo que desató la Segunda Guerra Mundial en Europa extendiéndose hasta el año 1945.

Este conflicto mundial, casuó la muerte de entre 50 y 70 millones de personas. Sin embargo, no solo los judíos fueron afectados, sino también las minorías como los homosexuales, gitanos, presos políticos y afrodescendientes fueron rechazados y enviados a campos de concentración donde ejecutó un plan de aniquilación racial.

OTROS CONTENIDOS DEL BLOG: