24.2 C
Monterrey
miércoles, octubre 5, 2022

Día Mundial de la Obesidad: Combatiendo un problema de peso en México

Comparte esta nota

En un panorama donde siete de cada 10 mexicanos vive en un mundo de tallas y kilos extra, la problemática de la obesidad en el país ha llegado al punto de considerarse una epidemia.

En el marco del Día Mundial de la Obesidad, que a partir de este año se celebra el 4 de marzo, gobiernos, organismos internacionales y la comunidad médica y científica buscan enfrentar esta problemática, que en México está ligada a la falta de políticas públicas eficientes y a la estigmatización de la obesidad.

«La emergencia epidemiológica por diabetes y obesidad declarada en México desde 2016 pone en peligro la salud de niños, niñas y adolescentes», expresó Christian Skoog, representante de Unicef México.

«Urge priorizar su salud e interés superior, por encima de intereses cuyo objetivo no es el bienestar público», externó el especialista.

En menos de 40 años, entre 1975 y 2014, la prevalencia de la obesidad a nivel global se triplicó en hombres, mientras que en mujeres aumentó más del doble, de acuerdo a estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se estima que en todo el mundo mil 900 millones de personas adultas padecen sobrepeso, y otros 650 millones presenta obesidad.

Anualmente, la cifra de muertes relacionadas al exceso de peso rebasan los 3.4 millones de casos a nivel global.

La problemática de la obesidad en México

En México, el panorama es menos alentador: 71 por ciento de la población padece de sobrepeso, y ya ha traspasado los rangos de edad: tres de cada 10 niños tiene exceso de peso.

De acuerdo a expertos de nutrición, esto se debe a diversos factores: desde la falta de buenos hábitos alimenticios, poca o nula activación física y hasta factores genéticos u orgánicos.

NOTA RELACIONADA: Frena la IP nueva norma de etiquetado de alimentos

Sin embargo, la prevalencia de alimentos altamente procesados y con alto niveles energéticos ha agudizado la problemática en México.

«Actualmente el ambiente alimentario que rodea a la población infantil no es ideal, ahora los alimentos que están más a la mano son los que, generalmente, son menos saludables», lamenta Otilia Perichart, jefa de departamento de nutrición y bioprogramación del Instituto Nacional de Perinatología.

Esta situación presenta nuevas problemáticas de salud: ahora los niños sufren de enfermedades que antes solamente eran diagnosticadas en la edad adulta, como diabetes, hipertensión, problemas respiratorios, alteraciones del sueño e insuficiencia renal.

En México, el problema está además vinculado con el estigma de las enfermedades mentales, donde más del 50 por ciento de las personas con obesidad padecen depresión.

Consumo récord

Otro de los factores que explican el aumento de la obesidad entre la población mexicana es el elevado consumo de bebidas azucaradas.

México ocupa el deshonroso primer lugar en consumo de refrescos a nivel mundial: en promedio una persona bebe 163 litros de refresco al año, de acuerdo a un estudio realizado en 2019 por la Universidad de Yale.

¿Y qué pasó con el etiquetado frontal?

En México, en 2014 entró en vigor el impuesto de un peso por litro a las bebidas azucaradas, mismo que se ha ido incrementando en relación con la inflación.

Esto ha impactado en la preferencia de los mexicanos a la hora de elegir qué tomar: ahora se consumen 67 mil toneladas menos de azúcar. Sin embargo esta cifra sigue siendo mínima ante el actual consumo de millones de toneladas.

Frena la IP nueva norma de etiquetado de alimentosFue por ello que a finales del año pasado el Congreso mexicano aprobó un nuevo etiquetado para la llamada comida chatarra, es decir, alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas.

Ahora dichos productos deben contar con etiquetas de advertencia que alerten a los consumidores sobre el exceso de calorías, azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio.

Sin embargo, hace unos días la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), la industria que produce este tipo de alimentos, promovió un amparo que fue concedido el pasado 26 de febrero.

Así se logró una suspensión temporal para que no se emita la nueva Norma Oficial Mexicana (NOM-051) con la que se dará inicio al nuevo etiquetado en alimentos y bebidas.

MÁS DEL TEMA:

Notas Relacionadas

Ignoran Samuel y Mariana recomendación sobre Emilio

De acuerdo con información proveniente de medios locales, el...

Arde basurero clandestino en Cerro de la Silla

Elementos de Protección Civil y Bomberos acudieron a una...

Protestan contra Conagua bloqueando Constitución

Integrantes del colectivo Lupa Ciudadana protestaron por presuntos casos...

Le hacen mural a esposa del alcalde de Santa Catarina; lo borran tras críticas

Un mural realizado al exterior de las oficinas del...

Quedan 10 mineros atrapados en mina de Coahuila

Luego de un accidente que inundó tres pozos de...