Hoy se celebra el Día Internacional de la Bisexualidad, una conmemoración que poco a poco está siendo más reconocida en la comunidad LGBTI.

La celebración se lleva adelante desde el año 1999 y fue una iniciativa de tres yanquis, Wendy Curry de Maine, Michael Page de Florida, y Gigi Raven Wilbur de Texas.

Tiene como motivo luchar por los derechos de las personas bisexuales y se aprovecha para denunciar que la negación de la identidad y la invisibilidad, son las discriminaciones que más sufren las personas bisexuales.

La bisexualidad es la orientación sexual de quienes sienten atracción por más de un género, ya sea el suyo propio y/o diferente, no necesariamente al mismo tiempo, ni de la misma manera ni con la misma intensidad.

La comunidad bisexual tiene su propia bandera y fue diseñada en 1998 por Michael Paige. El azul representa la atracción por el sexo opuesto, el rosado la atracción por el mismo sexo, y el púrpura, la atracción por ambos.

Cabe aclarar que todas las personas tienen una identidad de género y una orientación sexual y ninguna depende de la otra. La primera tiene que ver con quienes somos y es una construcción que se hace en un maco económico, político y social determinado y la segunda con el otre, con quien nos atrae, con el deseo.

Las personas bisexuales son continuamente cuestionadas y se ven obligadas a reivindicar constantemente su orientación sexual ya que se enfrentan a prejuicios sociales como que la bisexualidad es una fase de negación de la propia homosexualidad, que directamente no existe o que son personas viciosas, entre otros.

La discriminación que se sufre por elegir una identidad o sexualidad fuera de la heteronorma tiene sus anclajes en las distintas Iglesias que se oponen abiertamenta a la implementación de la Ley de Educación Sexual vigente desde el 2006.


 

Te podría interesar:

· Descubre los motivos por los que siempre vuelves con tu ex pareja

· Ecografía se hace viral por aparecer la cara de «ángel guardian»