El diputado Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, dijo en una entrevista radiofónica que es un ser humano con defectos y virtudes y que se va a seguir equivocando.

“Soy un ser humano con defectos y virtudes y voy a continuar cometiendo errores, y no me voy a detener por ello. Los errores son los que me han llevado a donde estoy. Porque de los errores es de quien he aprendido y cómo he aprendido”, aseguró.

Durante la entrevista realizada por Eduardo Videgaray y José Ramón San Cristóbal, Mayer dijo que se considera un ciudadano haciendo política.

Sergio Mayer Breton legislador de Morena

Orgulloso de su pasado artístico

El legislador dijo que no se arrepiente de nada, ni de Garibaldi, ni de las novelas, ni de Sólo para mujeres.

«Esa es otra de mis cajeteadas”, respondió el también actor, cuando el público le cuestionó sobre los links que compartió para bajar libros gratuitos, donde algunas páginas eran ilegales.

«Subí unos links para que la gente tuviera acceso para bajar libros de manera gratuita, pero uno de ellos no estaba rectificado y lo bajamos de inmediato ¿que si eran ilegales o no? Sin embargo, te crucifican y se te van a la yugular»,  dijo Mayer.

Nota relacionada: Sergio Mayer comparte PDF’s piratas en su cuenta de Twitter

Si consigues el presupuesto que pretendes en la Cámara de Diputados, ¿qué se va a hacer con ese dinero? , le preguntaron,  y aseguró que el gasto corriente se lleva muchísimo del presupuesto.

«Tenemos que llevar el arte a la gente, ,o hacer que ellos vengan a las artes. Llevarles a las colonias cine en tu colonia, teatro; recuperar espacios públicos y a esos espacios poder tener clases de canto, baile, arte, pintura. Poderles llevar exposiciones, festivales, eso es acercar el arte hacia las personas», aseguró.

Sergio Mayer Breton

“Por el otro lado como empresario, estoy convencido que el arte creativo y cultural es muy importante. La industria creativa la tenemos que entender como tal, que la cultura no es un gasto sino una inversión».

«Hemos sido muy paternalistas por el hecho de que la cultura el gobierno la tiene que dar y mantener, cuando la cultura tiene que ser autosustentable”, aseguró.

Asegura que lo van a sacrificar con esta propuesta

Mayer dijo que la «gente que está en la cultura me van a sacrificar»,  ya que lo critican porque pretende comercializar la cultura, pero aclaró que no era comercializarla sino aprender a entender que la creatividad debe tener un precio.

“Por el otro lado como empresario, estoy convencido que el arte creativo y cultural es muy importante. La industria creativa la tenemos que entender como tal, que la cultura no es un gasto sino una inversión. Hemos sido muy paternalistas por el hecho de que la cultura el gobierno la tiene que dar y mantener, cuando la cultura tiene que ser autosustentable”, aseguró.

El legislador dijo que busca apoyos para la cultura como el Eficine, con el cual, el cine del país ha crecido internacionalmente.

«Debemos tener ‘efiartes’, ‘efiteatro’; ‘efilibro’, no existe y ese es uno de mis objetivos. Las personas que quieran escribir su libro, que no sea sólo por medio del FCE sino a través de ‘efiapoyos’ por decirlo así, para que puedan publicar”.

El diputado de Morena agradece las mentadas que ha recibido:

«Critiquen, búrlense, hagan memes, que ya son parte de nuestra cultura. El tiempo que te lleva hacer un meme o el simple hecho de escribir un tuit dedicado a uno, aunque te mienten la madre, lo agradezco».


Estas son algunas de las polémicas declaraciones de Sergio Mayer:

En su intento por defender a los manatíes, confundió la Profepa con la Profeco.

En otra ocasión declaró que el sueldo de diputado no le alcanza para su “tipo de vida”

Posterior a esto Sergio Mayer confundió a un actor porno con estudiante de física

Mayer lo volvió a hacer y rompió el protocolo durante la instalación de la Comisión de Cultura y Cinematografía e interrumpió con cantantes de ópera la Comisión de Cultura.

Cómo olvidar el momento incómodo cuando filtran el audio del Diputado Sergio Mayer, ofendiendo a sus empleadas

Uno de los más recientes errores fue cuando confunde Palacio de Bellas Artes con Palacio Nacional