La conductora del programa «¡Qué tal Fernanda!», Fernanda Familiar intentó transitar una calle que estaba cerrada a la circulación por una procesión en San Miguel Allende. Elementos de Tránsito la detuvieron junto con su familia y unos amigos con violencia.

Lo bueno que vivimos en un estado laico y que la Iglesia y el Estado deben mantenerse separados, no involucrarse los unos con los otros, lo bueno que es así, porque sino quién sabe qué más les hubieran los de Tránsito con tal de defender la procesión de una festividad religiosa.

En su Twitter Fernanda se queja de la prepotencia de las autoridades y expone que a ella no le gusta estar inmiscuida en escándalos, pero esta vez se trataba de su familia. En los videos que han circulado en redes sociales se puede observar que los elementos de Tránsito tienen sometido al esposo de Fernanda y que se dirigen con violencia a su hijo. Ante la impotencia Fernanda reaccionó y se fue encima del policía que retenía a su esposo con fuerza contra el piso.

Otros dos elementos la apartaron con brusquedad y también la tiraron al suelo, pues cómo es posible que la señora quiera transitar por una vía pública cuando hay una procesión religiosa, eso es un pecado y al parecer un delito.

Tras los acontecimientos y acoso cibernético Fernanda anunció que se alejaría de las redes sociales por un tiempo.